Remedios Caseros Para Las Várices

Cuando la sangre no puede retornar eficazmente al corazón, las venas comienzan a dilatarse y provocan las desagradables várices. Esta insuficiencia venosa ataca principalmente a las piernas, como habrás podido constatarlo en las tuyas o en las de tus amigas. El foco de esta dilatación está escondido en el interior de las venas. Existen unas válvulas internas que provocan la acumulación de sangre cuando no se cierran bien.

¿Cuáles son las condiciones que favorecen el desarrollo de esta pesadilla?

  • Primero: la obesidad. Las piernas gruesas exigen una mayor circulación de sangre vía arterias —y consecuentemente las venas— que generan una sobrecarga en estas últimas derivando en un prematuro deterioro funcional.
  • Segundo: el sedentarismo. La posición sentada prolongada es responsable de la falta de contracción de los músculos de las extremidades inferiores. Además, reduce el funcionamiento de la almohadilla de las plantas de los pies, responsables de que la sangre retorne al corazón. Como consecuencia, las várices se expresan.
  • Tercero: la postura de pie. Por lo mismo que en el caso anterior, la falta de contracción muscular aunada a la sobreexigencia en el sistema de retorno sanguíneo por la acción de la gravedad, producen la dilatación venosa.
  • Cuarto: uso de anticonceptivos. La retención de líquidos es uno de los efectos no deseados de las pastillas que previenen el embarazo. Entre los cambios hormonales que se registran durante el consumo de estas drogas, se destaca la aparición de las llamadas arañitas, vasos sanguíneos superficiales dilatados.
  • Quinto: antecedentes y herencia. Otros factores que favorecen el desarrollo de este padecimiento comprenden cirugías en las piernas, tabaquismo, hipertensión o tener familiares que hayan tenido trombosis venosa.

¿Por dónde empezar?

Antes de sumergirnos en tratamientos costosos y eternos, podemos comenzar por cuidarnos nosotras mismas. Existen varios remedios caseros para eliminar várices. Aquí te contamos acerca de 4 de ellos:

  1. Vinagre de manzana

Este producto tiene propiedades que promueven la circulación y el flujo sanguíneo. Si ayudas a incrementar el movimiento de la sangre que corre por tus venas, la inflamación y la pesadez de las várices se reducirán. La manera de lograrlo es aplicando directamente vinagre de manzana sobre la región afectada mediante masajes suaves. Repite este tratamiento por la noche antes de acostarte y al levantarte al día siguiente.

  1. Pimienta de Cayena

La alta concentración de vitamina C y flavonoides presente en la pimienta de Cayena, la hace ideal para eliminar las várices. Atenúa el dolor provocado por la congestión venosa y promueve la circulación. Además de incluirla como condimento en tus comidas, prepara una infusión con una cucharada de té de pimienta en polvo y una taza de agua caliente. Mezcla, deja entibiar y bebe.

pimienta de Cayena

  1. Aceite de oliva

Como ya habrás notado, el secreto de la cura está en reforzar la circulación sanguínea. Y una de las claves es el tratamiento directo de la zona afectada mediante masajes que reactiven el buen funcionamiento de las válvulas venosas. De esta manera, reduces dolor e inflamación. Aplica en tus piernas una mezcla entibiada de aceite de oliva combinado con un óleo rico en vitamina E y unas gotas de aceite esencial de ciprés, mediante masajes intensos durante 15 minutos. Completa dos aplicaciones diarias.

  1. Ajo

Este bulbo es muy apreciado por sus propiedades liberadoras de toxinas de los vasos sanguíneos y su efecto intensificador del flujo de la sangre. Para aprovechar sus beneficios y atenuar las várices, procesa 6 gajos y mezcla con el jugo de 3 naranjas y dos cucharadas de aceite de oliva. Deja descansar la preparación durante 12 horas. Luego, revuelve bien, coloca unas gotas sobre tus dedos y utiliza para masajear tus piernas durante 15 minutos. Sin enjuagar, cubre tus extremidades con un trozo de tela de algodón y deja que actúe toda la noche.

ajo

 

Prueba estos remedios caseros para mejorar el aspecto de tus piernas y reducir las várices.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *