El Mejor Tratamiento Para La Celulitis

Mujeres de todas las edades padecen esta pesadilla. Y una vez que se instala, se vuelve más y más notoria con el tiempo. A menos que hagas algo al respecto.

La celulitis puede aparecer tanto en adolescentes como en mujeres jóvenes y adultas. Esto es así porque, pese a las populares explicaciones acerca de la circulación deficiente o las toxinas atrapadas, se trata simplemente de grasa. La manera en que se manifiesta es lo que la hace lucir distinta.

piel de naranja

Todos tenemos hilos de tejido conectivo que separan a las células grasas en compartimentos y que conectan la grasa a la piel. En el caso de las mujeres, estas fibras se presentan en forma de hexágonos —semejante al patrón del panal de abejas. En cuanto se acumula más grasa, empieza a sobresalir tejido, como si estuvieras rellenando un almohadón.

Por su parte, los hombres presentan menos celulitis porque la estructura de sus tejidos conectivos es diferente. En su caso, las fibras se ordenan horizontalmente y se entrecruzan evitando que la acumulación de grasa derive en nódulos adiposos de grasa.

Entonces, ¿cuál es el principal desencadenante de la celulitis? Así es, la acumulación de grasa y el cambio en los tejidos que sufrimos a medida que pasan los años. Esos hilos de tejido conectivo se vuelven más gruesos y la piel, más fina.

El resultado: la celulitis se percibe a metros de distancia. A diferencia de los músculos que mantienen nuestra piel tensa y tirante, la grasa es blanda, ocupa más espacio y es capaz de formar nódulos adiposos, si la dejamos que se acumule.

cómo eliminar celulitis

Teniendo en cuenta estas causas, ya sabes por dónde viene el mejor tratamiento para la celulitis: ejercicio físico centrado en el trabajo intenso de la parte inferior de tu cuerpo. Siguiendo las instrucciones que detallamos aquí, podrás eliminar la celulitis reafirmando y fortaleciendo los músculos de esa región.

El objetivo es trabajar esos conjuntos musculares desde todos sus ángulos reduciendo los depósitos de grasa que se acumulan bajo la piel y reemplazando los tejidos musculares perdidos en esa zona.

Antes de comenzar, recuerda entrar en calor caminando, ejercitándote en bicicleta fija o trotando en el lugar.

  1. Laterales

Coloca tus manos sobre la cintura, separa los pies un ancho de caderas y endereza la columna. Lleva la pierna izquierda hacia fuera y dobla esa rodilla hasta que el muslo esté en posición paralela con respecto al suelo. Estira tu pierna derecha sin dejar que tus glúteos se apoyen sobre la otra pierna. Respira durante 2 segundos y vuelve lentamente a la posición inicial. Repite el ejercicio hacia el otro lado. Puedes sostener un par de mancuernas mientras realizas este ejercicio.

  1. Patada trasera

Apoya tus antebrazos y rodillas sobre la colchoneta manteniendo la columna derecha y llevando el peso hacia tus brazos. Alinea el cuello y dirige tu mirada hacia la colchoneta para formar una continuidad con la columna. Eleva un pie manteniendo la posición de la pierna en ángulo recto, hasta que el muslo se posicione paralelamente al suelo. Mantén la pierna elevada durante 1 segundo y luego, bájala lentamente. Repite este movimiento 10 veces. Luego descansa y trabaja la otra pierna de la misma manera. Puedes hacer este ejercicio utilizando pesas en tus tobillos.

  1. Elevación cruzada

Para eliminar la celulitis en las piernas, acuéstate sobre tu costado izquierdo en la colchoneta. Estira la pierna izquierda y cruza la derecha flexionada por delante. El pie derecho debe quedar apoyado a la altura de la rodilla izquierda. Acomoda tu brazo izquierdo flexionado por debajo de tu cabeza. Lleva el antebrazo derecho por delante de tu abdomen y apoya la palma de la mano sobre la colchoneta, a la altura de tu cintura. Lentamente eleva tu pierna izquierda estirada lo más que puedas, sostenla en el aire durante 1 segundo y luego, bájala con suavidad. Repite 10 veces y luego cambia de lado para trabajar los músculos de la otra pierna.

  1. Sentadillas

Ponte de pie y separa los pies un ancho de caderas. Apoya tus manos sobre los muslos, endereza los hombros y acomoda los pies ligeramente hacia fuera. Eleva el mentón y dirige tu mirada hacia delante. Manteniendo la espalda derecha, flexiona tus rodillas sin mover la parte inferior de tus piernas, hasta que los muslos se posicionen en forma paralela al suelo. Repite 10 veces y descansa.

Realiza esta serie día por medio y podrás eliminar la celulitis de manera natural.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *